Baby botox

baby botox

El baby botox es una innovadora técnica que consiste en la aplicación de pequeñas dosis de bótox en distintas áreas de la cara a no solo para corregir las líneas de expresión, sino también a modo de prevención. Esto quiere decir que se debe inyectar antes de que aparezcan por lo que se usa una cantidad muy reducida de toxína botulínica. De esta forma, conseguimos en cierto modo relajar al músculo para que evitar que se contraiga de forma muy intensa, dando cómo resultado una piel mas lisa y suave.

Además, el baby botox tiene múltiples beneficios ya que sus acabados son muy naturales, previene la formación de arrugas en el futuro, mantiene el movimiento facial, es más económico que el bótox tradicional.

¿Cómo se realiza el baby botox?

Se realizan unas microinyecciones en aquellas zonas concretas que son más susceptibles de aparecer líneas de expresión y queramos tratar para tener un resultado natural y satisfactorio. Ese tratamiento dura apenas unos minutos y se realiza de forma ambulatoria. 

El baby botox está indicado para pieles jóvenes en la que aún no han salido arrugas ni líneas de expresión muy marcadas, por lo que podemos actuar a tiempo para alargar lo máximo posible su aparición. 

Por lo general, este producto se aplica en la zona de la frente, patas de gallo, entrecejo y el surco nasogeniano que es donde más líneas de expresión suelen aparecer. Para obtener unos resultados naturales es importante que te pongas en manos de un experto que pueda realizar una valoración de tus rasgos faciales y te aconseje la mejor solución de forma individualizada. 

¿Cuando es aconsejable empezar con este tratamiento?

Cómo hemos comentado anteriormente, el baby botox está indicado para pieles jóvenes en las que las arrugas y las líneas de expresión todavía no han aparecido de forma muy pronunciada. Por lo tanto, lo recomendado es empezar cuando aparezcan las primeras líneas de expresión para poder actuar de forma eficaz y corregirlas del mismo modo que prevenimos que aumente su intensidad. 

Por lo general, este tratamiento suele ser más efectivo si se empieza a tratar a los 20-25 años, tanto en mujeres como en hombres. 

Hay que tener en cuenta que cuando se realiza el baby botox, las cantidades de producto que se inyectan son mucho más reducidas que el botox común, por lo que no actuarán sobre las arrugas y líneas de expresión sean muy profundas y marcadas.

Botox vs baby botox

Si todavía te quedan dudas acerca de la diferencia entre el botox y el baby botox, te las resolvemos.

El botox está indicado para aquellas personas con pieles maduras que presentas arrugas y líneas de expresión, por lo que la toxína botulínica actua contra estas aplicando una cantidad mayor de producto.

Sin embargo, en el baby botox la cantidad de producto que se aplica es menos, puesto que no tiene que actuar contra las arrugas marcadas, sino que se trata de prevenirlas.

Por lo tanto, el producto que se usa es el mismo, la diferencia está en la cantidad que se aplique y en el resultado final que queramos obtener según las características de cada paciente. 

Si estás pensando en realizarte este tratamiento para prevenir ciertas arrugas y líneas de expresión en el futuro, no dudes en ponerte en contacto con nosotros y un especialista valorará tu caso de forma totalmente personalizada para ofrecerte la mejor solución según tus características. 

Además, también realizamos otros tratamientos faciales que ayudan a armonizar las facciones del rostro y a darle a la piel un aspecto mucho más suave y luminoso. 

Nos podrás encontrar en nuestra Clínica de Medicina Estética en Murcia.