Eliminación de cicatrices

Muchas personas presentan cicatrices de acné, secuelas de accidentes de tráfico, cesáreas u otras intervenciones quirúrgicas, traumatismos o queloides. Tanto es así que se calcula que en torno al 15% de la población tiene en su cuerpo algún tipo de cicatriz. A veces, estas cicatrices están en lugares muy visibles y resultan más antiestéticas para el que las padece e incluso tienen repercusión psicológica.

Existen diferentes tipos de cicatrices y a la vez diferentes tipos de tratamientos.

Con los diferentes láseres de que disponemos podemos resolver su problema.

Como por ejemplo el Laser Erbio, con el que conseguimos una gran mejoría de las cicatrices con una única sesión. Se utiliza, sobre todo, para cicatrices severas.

Ambos ayudan a resurgir la piel. Estos tipos de láseres destacan porque eliminan las capas superiores de la piel mediante calor. Se forman pequeñas heridas que al reepitalizarse ayudan a rellenar con nuevo colágeno los defectos. Son más eficientes y más efectivos, aunque también más agresivos.

Formulario de contacto

Si quieres preguntarnos y conocer toda la información relativa al tratamiento que te interesa, simplemente rellena este formulario y nuestro equipo contactará a la mayor brevedad para resolver tu consulta.